18 de setembre de 2018

Los corregidores en el reino de Castilla durante los Àustrias

En la España de los Austrias la figura de los corregidores es una continuación de la que existía en épocas anteriores en Castilla pero que se verá regulada en la monarquía de Carlos I en las Instrucciones de 1523 y durante el reinado de Felipe IV se promulgan unas Ordenanzas en 1648.
La figura del corregidor tenia un territorio de su jurisdicción, el corregimiento, donde compartían con los regidores el poder municipal, presidiendo ellos las sesiones de reunión de los ayuntamientos. Eran nombrados por el rey por un, tres o cinco años, con la obligación de residir en el territorio. El corregidor tenía capacidad administrativa, jurídica, fiscal y militar en el municipio principal de su jurisdicción y en el territorio propio del corregimiento. Entre sus atribuciones, de las más importantes era la propia de administración de justicia donde era juez de primera instancia civil y criminal, alta y baja, mero y mixto imperio. Además, se encargaban de la defensa de la jurisdicción real frente a la extralimitación de los jueces eclesiásticos y señoriales. El corregidor podía tener colaboradores, estos eran los tenientes que tenían una experiencia técnica como letrados importante cuando los corregidores eran de capa y espada ya que carecían de formación jurídica. Además, el teniente asesoraba al corregidor en asuntos de gobierno y le substituya en caos de ausencia, enfermedad y muerte. El Reino de Castilla estaba dividido en 46 corregimientos.

17 de setembre de 2018

Las Sociedades Económicas de Amigos del País

Las Sociedades Económicas de Amigos del País nacen en el sí del reformismo borbónico en el siglo XVIII con el fin de mejorar la situación económica y cultural de España, de carácter local. El pensamiento reformista que envolvía las Sociedades Económicas promovían la uniformidad política y administrativa, la instrucción popular y el fomento de la agricultura, el comercio y la industria. Así, se pretendía introducir en España las nuevas teorías y prácticas de las ciencias y las artes, sobretodo para el fomento de la economía del Estado. Las Sociedades funcionaban alrededor las tertulias, donde se trataban asuntos de interés, tratándose de manera didáctica para difundir las ideas ilustradas.
Aunque surgidas por iniciativa privada, el Estado ordenó la fundación de sociedades locales en toda España a partir de 1774.
La primera Sociedad Económica de España fue fundada en la localidad guipuzcoana de Azcoitia en 1748. Se reunían en un mismo espacio hidalgos y curas para el debate de las mejoras que se podían hacer basándose en el reformismo.
Con el mismo ideario surgieron las Sociedades Agrarias con el mismo pensamiento reformista pero incidiendo en el campo de la agricultura ideando y debatiendo en la necesidad de crear y aplicar una política agraria debiéndose llevar a cabo una mejor en los diferentes tipos de contrato, mejoras en los cultivos, mejorar los transportes, prohibición de crear nuevos mayorazgos, establecer las desamortizaciones, liberalización del comercio de granos… Una de las políticas vinculadas con este último aspecto fue la liberalización del comercio interior y exterior de trigo en 1765.

12 de setembre de 2018

Itinerari guiat per les esglésies d'Orpí, proposta de Catalonia Sacra pel 29 de setembre de 2018.

Orpí (Anoia) acull dues esglésies, Sant Miquel, d'origen romànic, i Santa Càndia, d'estil gòtic. Catalonia Sacra, a proposta del Bisbat de Sant Feliu de Llobregat, organitza pel dissabte 29 de setembre un itinerari guiat per conèixer les singularitats d'aquests dos temples. L'itinerari començarà a l'església de Sant Miquel, situada a dalt de la muntanya, al costat del castell, construïda en un lloc segur fruit dels períodes d'inestabilitat territorial, citada l'any 1099. Posteriorment continuarà a l'església de Santa Càndia, edificada a mitjan segle XIV, a la vall, i que facilitava l'accés dels veïns del lloc d'Orpí al culte. En la visita, que guiarà l'historiador Daniel Sancho París, es coneixerà l'arquitectura dels dos temples, les seves vicissituds històriques i les seves peculiaritats. La inscripció per aquesta activitat matinal és de 5 euros i es pot fer al telèfon 693720202 o al correu reserves@cataloniasacra.cat

13 d’agost de 2018

Las abreviaturas en el patrimonio documental


Las abreviaturas son representaciones de palabras en que en un golpe de vista se distingue la palabra y se escribe solamente algunos elementos de esta.
Las causas de la escritura de palabras abreviadas ha sido, a lo largo de la historia, usadas para ahorrar tiempo, economía del material utilizado en la escritura, mayor rapidez en el momento de escribir, derivando a un menor esfuerzo en la tarea de la escritura. Aunque estas consideraciones llevarían a una contradicción al comprobar la dificultad de escritura, y lectura, de algunas de las abreviaturas. Una de las causas que más posibilidades tiene está relacionada con la lectura. Es decir, la representación frecuente de una misma palabra facilita su lectura por la visión de sus elementos más representativos, que por el reconocimiento de cada uno de sus caracteres. Durante el acto de lectura, la visión realiza una serie de movimientos rápidos y cortos, seguido de una breve pausa. Entre pausa y pausa la vista obtiene los primeros caracteres de la siguiente palabra o palabras. El uso de abreviaturas se razona también en la síntesis gráfica, ya que, cuando se lee, el ojo obtiene los primeros y últimos caracteres de las palabras y obtiene una fotografía de la palabra y, en ningún caso, se leen las palabras letra por letra, carácter por carácter.
Las abreviaturas se estructuran por un significante lingüístico portador de contenido semántico y por un significante destinado a señalar la condición de la palabra abreviada. Además, una palabra abreviada se acostumbra a distinguir por un signo destinado a señalar que allí donde se ha escrito se ha producido una abreviatura de la palabra.

Hay tres tipos de abreviaturas: la suspensión, la contracción y la aféresis.
Las abreviaturas por suspensión se producen cuando se evitan escribir las vocales y consonantes, se suspenden. Se produce más sobre consontante que sobre vocales y su uso es, sobretodo, en documentos que en textos librarios. También se da el caso de que la abreviatura es únicamente la letra inicial de la palabra, siendo difícil de interpretar debido a las diferentes variantes que una misma abreviatura puedan tener. Por ejemplo, la abreviatura a puede ser alleluia, amen y antiphona, entre otras. Este tipo de abreviatura es espontánea, fácil y rápida. Son las menos precisas, se representan por puntos, comas o por una raya horizontal, apareciendo únicamente la primera letra o la primera sílaba. Algunos ejemplos son: Kld (calendas) o iđ (idus). Estos últimos ejemplos expuestos derivan de una tendencia a precisar el significado de las suspensiones, abreviando la palabra a partir de la primera o primeras sílabas o a partir de las primeras letras.
Las abreviaturas por contracción son aquellas en que se escribe el principio y el final de la palabra. Hay diferentes tipos de contracciones: las puras, donde solo se pone la primera y la última letra; y las mixtas, donde se escribe la primera letra, la última y una de intermedia. Este tipo de abreviaturas se considera las más precisas gramaticalmente hablando. La abreviatura de contracción puede llegar a confundirse con la de suspensión pero se debe tener en cuenta que en este caso la abreviación corresponde escribiendo la letra final y en la de suspensión no.
Las aféresis son el tercer tipo de abreviaturas donde se sufre una alteración respecto a la palabra original y esa alteración se produce de las letras. En este tipo de abreviatura acostumbra a desaparecer la primera o primeras letras. Hay que decir que son poco frecuentes y se identifican fácilmente porqué presentan delante de las abreviaturas signos genéricos como (=) (.) (,) (;), signos simbólicos (-) (/) (?), semánticos con letras sobrepuestas, letras sobrepuestas sobre vocales o consonantes sobrepuestas. Estos signos era en un principio de valor simbólico donde su presencia indicaba que el grupo de letras al que iba referido era una abreviatura.

En las abreviaturas se utilizan una serie de signos que pueden ser abreviativos y signos especiales. Estos últimos pueden ser convencionales y taquigráficos. Los signos abreviativos son muy comunes en las abreviaturas medievales que se caracterizan por su variedad morfológica, en las variadas posibilidades de su ubicación en las palabras y en sus diferentes significados alternativos. Se utilizaron todos los signos comunes y otros creados expresamente. Hay diferentes tipos de signos:
·   Los signos simbólicos genérico son el punto y la línea, usándose en suspensiones y en contracciones. El punto se considera un símbolo genérico en las siglas y en suspensiones plurilaterales. La línea se utiliza en las suspensiones escribiéndola de dos maneras: la horizontal y sobreescrita a la letra donde se produce la contracción; en el primer caso, se coloca sobre las letras del componente semántico. No existe ninguna regla escrita de cómo se deben escribir este tipo de signos en las suspensiones y en las contracciones aunque se pueden considerar algunas acciones habituales en su uso. Por ejemplo, en la suspensión de los genitivos del plural de la primera y de la segunda declinación, las terminaciones -arum y -orum pierden la silaba um y se señala mediante el uso de una línea oblicua. También se puede comentar que la terminación –runt de todas las conjugaciones verbales se abrevian escribiendo una r con una línea horizontal sobre de ella.
·    En los signos simbólicos con significado propio se encuentran lo línea recta o ondulada, un signo parecido al número 9 pero minúsculo, diferentes tipos de c pero giradas con la obertura en la izquierda, líneas de ondulación escritas de manera pronunciada, diéresis, un dos (2) con el trazo final de escritura prolongado, una ese (s) aplanada, una especie de x pero sin el trazo de los dos palos rectos a modo sino ligeramente curvos y un siete (7) con una inclinación de 45 grados a la derecha. Por ejemplo, como muestra de este tipo de signos simbólicos encontramos la palabra commune que se abrevia comne con dos rayas sobre la o y la n, la c girada con la obertura en la izquierda se usa para las silabas con, com, cu y co para escribir las palabras concedo de la siguiente forma: כcedo.
·     Otro tipo de signos simbólicos son los que tienen significado relativo y que pueden tener varios significados dependiendo de las palabras. Estos signos más comunes que se utilizan son la línea en forma horizontal recta, la línea en forma horizontal ondulada, una línea formando un lazo, una línea formando un nudo, una línea vertical con prolongaciones y giros en el extremo de poca largura, el uso del punto, de dos puntos, de punto y como, de un signo parecido al número tres (3) y un signo parecido entre el número dos (2) y la letra zeta (z). También encontramos diferentes variantes del uso de las líneas horizontales sobre consonantes. De esta manera, una raya sobre la b quiere decir b, ber y bre; la letra c puede significar con, com, cum, cen y cer; la d significa de, dem, dis, dus, dum, en verbos dit y en gerundio dum; la f significa fer, la g quiere decir gen, ger, gre y en finales de verbo git; la abreviatura de la h se entiende como hen y her; la l con raya horizontal superior se le asigna le, el, ler, lis, lum, lus y ul; la m es mem, men, mun, mum, mus; la letra n significa ne, nem, non, num y nus; la letra p con línea sobrepuesta quiere decir pre, per, pra, pri y en el final de los verbos pit y cuando la línea corta el trazo caído significa per, par y pro y cuando la línea es curva es pro; con la letra q cuando la línea es sobrepuesta significa quae, cuando la línea corta el trazo caído es qui y cuando la línea es curva quiere decir quod; la letra r significa rar, rer, re y al final del verbo runt; la s es ser, sar, sir y sur; la letra t significa te, ter, tum y tur; en las letras u y v su significado es um, un, ven y ver y al final del verbo vit y la x es xit también al final del verbo.
·     Los signos semánticos con valor simbólico son las letras sobrepuestas. En este caso, las abreviaturas son letras alfabéticas que hacen la función de signo. Así, la letra sobreescrita puede ser la última de la terminación de la palabra abreviada o que pertenezca al cuerpo de la palabra. Por ejemplo, quiere decir gratia, significa preaterea y es ratio. Asi, se produce una contracción en que la letra sobrepuesta conserva su significa y, a la par, es un signo de la abreviatura. También indica que una letra a su lado ha sido suprimida, este es el caso de fºtis que significa fortis, donde la letra erre que estaba al lado de la letra o ha sido suprimida. También es posible que se supriman varias letras
·     También  se da el caso del uso de signos especiales convecionales. Por ejemplo: כ9, ر
·   Finalmente, hay signos taquigráficos con un significado concreto. Debido a su dificultad por escribirlo mediante el programa de escritura de textos del ordenador opto por no escribirlos.
Hay una ciencia que estudia las abreviaturas y es la braquigrafía. Esta ciencia particular propia de la paleografía estudia las abreviaturas como un medio para interpretar escrituras en desuso; para obtener la cronología del texto y hasta geográfica; además, se facilita el conocimiento de su uso porque se obtiene información de la escuela de escritura del escribiente.

12 de juliol de 2018

El Ordenamiento de Alcalá

Página del
Ordenamiento de Alcalá
El Ordenamiento de Alcalá se promulgó en 1348 en Alcalá de Henares en las Cortes del rey Alfonso XI siendo una compilación de 131 leyes constituyendo la reforma del procedimiento judicial y eliminado usos y costumbres contrarios al derecho.
Los ordenamientos territoriales hasta el momento el 1348 no habían alcanzado ningún tipo de éxito ya que hasta ese momento no hay ninguna constancia de su aplicación ni de su reconocimiento como tal. El único ordenamiento anterior al Ordenamiento de Alcalá que obtiene un reconocimiento oficial es el Pseudo-Ordenamiento I de Nájera que al ser incorporado en el Ordenamiento de Alcalá se actualiza excluyendo del texto legislativo algunas partes que estaban en desuso o que desfavorecían a las personas, y en especial a los hijosdalgos, y se reafirman aquellas partes que son buenas para los castellanos.
El texto aprobado en las cortes castellanas significaba la regulación del procedimiento civil, del derecho civil, derecho de obligaciones, compraventas, prendas y la Administración de Justicia. Este corpus legislativo recogía diferentes fuentes jurídicas como el Pseudo Ordenamiento de Nájera, las Peticiones de Cortes, el Ordenamiento de Villareal, el Ordenamiento de Burgos, el Fuero de Albedrío y textos de Derecho común. En el Ordenamiento de Alcalá se pone de manifiesto, he aquí una de sus principales características, la prelación de fuentes, estableciendo cuales eran el orden de aplicación de leyes, estableciendo que ante un pleito, primero se debía de aplicar el Ordenamiento de Alcalá; en segundo término, el fuero propio local; y, en tercer lugar, el Libro de las Leyes o más conocido por las Siete Partidas de Alfonso X el Sabio (que se habían promulgado, pero no publicado y por lo tanto, sin vigencia y que a partir de este momento, de 1348 tendrán validez jurídica). Otro dato que resalta la importancia del Ordenamiento es su vigencia desde 1348 hasta el siglo XIX.

18 de juny de 2018

La Diputació de Barcelona lliura a l’Ajuntament de Sant Martí Sarroca el Pla Especial Urbanístic de protecció del patrimoni i catàleg de béns arquitectònics, històrics i ambientals.

Foto: Ajuntament
de Sant Martí Sarroca
La Diputació de Barcelona ha lliurat a l’Ajuntament de Sant Martí Sarroca el Pla Especial Urbanístic de protecció del patrimoni i catàleg de béns arquitectònics, històrics i ambientals del municipi, eina que ha de servir per establir mesures per conservar el patrimoni, recuperar-lo i millorar-lo. 
L’Ajuntament va sol·licitar a la Diputació, a través del Pla Xarxa de Governs Locals 2012-2015, la redacció d’aquest treball.
Amb aquest objectiu, el Pla Especial i catàleg, que ha estat redactat per l’SPAL amb un cost de 39.530,70 euros, defineix el patrimoni històric, arquitectònic i ambiental de Sant Martí Sarroca. El treball, que s’ha desenvolupat al llarg de catorze mesos, permetrà apropar-se als valors patrimonials del municipi des de tots els conceptes per garantir un coneixement general i culturalment connectat dels seus béns. Ha estat coordinat per la historiadora Imma Vilamala, i l’ha redactat un equip de professionals constituït per Rosa Escala, arquitecta, Daniel Sancho, historiador, Xavier Tarruella i Isabel Lleonart, biòlegs, i Xavier Oms, arqueòleg.
El Catàleg i Pla Especial de protecció del patrimoni recull una memòria amb l’estudi de l’evolució urbana i històrica del municipi, la memòria justificativa, una normativa, els plànols de situació dels elements, la carta arqueològica actualitzada, l’estudi de paisatge i el document ambiental estratègic. S’han confeccionat les fitxes corresponents als 170 béns catalogats, que segons la seva naturalesa i el tipus de valors associats es poden classificar en béns arquitectònics i urbanístics, béns arqueològics i paleontològics i béns ambientals i paisatgístics.
L’àmplia extensió del municipi explica en bona part l’elevat nombre d’elements dispersos tipus masia i cases de pagès i jaciments arqueològics. Mentre que a l’àrea urbana, desenvolupada en un període força modern, els elements catalogats no són tan nombrosos. Entre els seus valors patrimonials cal destacar el conjunt monumental de Sant Martí, amb el castell i l’església de Santa Maria, exemple singular del romànic català, ambdós Béns Cultural d’Interès Nacional (BCIN).
(c) Servei de Patrimoni Arquitectònic
Local de la Diputació de Barcelona
Bona part del patrimoni del municipi són les masies, moltes de les quals es remunten a l’edat mitjana amb reformes importants entre els segles XV i XVIII. En destaquen algunes per les seves dimensions, la seva qualitat arquitectònica i el valor històric com són: Mas Ravell, la Masseria, Can Vallès de la Riera, Rovellats, Can Miret, Baronia de Riudefoix, Can Lleó, Can Grau, Can Carbó de la Riera, L’Artiga, La Fassina, Can Toni, Can Possastre, Can Brugueres, Cal  Sogas, les masies de Romaní (Cal Sala i Cal Janpons), Can Queraltó del Molí i el conjunt de La Torre d’en Vernet que sobresurt pel seu entorn.
A l’àrea urbana, cal destacar les Antigues escoles i Ajuntament de Sant Martí Sarroca, el Centre Cultural, Cal Valent, Cal Folch, Cal Balada, Ca l’Americano (antic Ajuntament) i Cal Codina.
Pel que fa a arquitectura religiosa cal fer esment a la capella de Sant Joan de Lledó, al barri de Les Cantarelles, i l’església de la Mare de Déu de Montserrat, al barri de La Bleda.
En aquest document s’han catalogat i identificat aquells béns d’especial interès natural i paisatgístic. En el municipi predomina el paisatge de la vinya, de parcel·lari mitjà i petit, estructurat per una xarxa de camins rurals. Aquesta àmplia xarxa de camins històrics vertebra el territori i comunica els nuclis antics i les masies aïllades que alhora són vials de lleure i gaudi de l’entorn del paisatge, com l’antic camí de Vilafranca, el de les Cases Noves als Hostalets i la Bleda, el de Conilleres, el de Ferriol o el dels Hostalets.
Al terme hi ha un important conjunt de fonts d’aigua natural i d’altres elements de l’arquitectura i enginyeria populars relacionats amb l’aigua com són els pous, les sínies i els molins. Un altre element afaiçonador del paisatge agrícola i de conreu de la vinya del municipi són les construccions de pedra seca: parets i barraques de pedra seca.
En aquest treball també s’ha revisat i actualitzat l’Inventari de Patrimoni Arqueològic i Paleontològic del Municipi (carta arqueològica).

Nota de premsa de l'Ajuntament de Sant Martí Sarroca i del Servei de Patrimoni Arquitectònic Local de la Diputació de Barcelona.

15 de juny de 2018

El Justicia Mayor de Aragón

Juan de Lanuza. 
Monumento al Justicia Mayor en Zaragoza.
El Justicia Mayor de Aragón era una figura jurídica que simbolizaba las libertades de Aragón  donde la ley obligaba por igual al rey y al pueblo, fuese cual fuese su condición social y económica. Ante la figura del Justicia se podía recurrir contra el rey, sus ministros o contra cualquiera otra persona pidiendo una sentencia justa y acorde con los fueros, usos y costumbres del Reino de Aragón. Aunque nombrado por el rey, sus decisiones eran independientemente de los que él monarca creyese oportuno, excluyéndose posibles interferencias o desequilibrio de la balanza.
Sus atribuciones más importantes fueron la interpretación de los Fueros; era el juez que intervenía de manera decisiva en los agravios que se presentaban en las Cortes de Aragón; era el protector de los derechos individuales mediante las firmas de derecho y manifestación que significaba que si un aragonés se sentía amenazado por una acción arbitraria por parte de un juez, se prohibía que éste actuase a expensas de que el Justicia dijese la última palabra; ejercía de defensor del pueblo; y, ante él, el rey, juraba respeto a los Fueros y costumbres del Reino los reyes aragoneses.
Los orígenes de la figura del Justicia Mayor son de 1265 en que su figura pasa de ser un funcionario de la Curia Real a ser elegido por el Rey entre los caballeros de Aragón. Sus primeras funciones fueron atender y mediar en las cuestiones entre el monarca y los ricos hombres, caballeros e infanzones. También amplió poco más tarde, en 1266, sus atribuciones en causas de primera instancia y en apelaciones de sentencias emitidas por jueces locales.
Alrededor del Justicia se creó una Corte del Justicia que se reunía cada día formada por el propio Justicia y lugartenientes de índole jurista nombrados por el rey a propuesta de candidatos presentados por las Cortes aragonesas. La vigencia de los lugartenientes era de una celebración de Cortes a otras.  
A partir de las Cortes de 1592 celebradas en Tarazona, y ante la presión ejercida por el rey Felipe II (presiones políticas, pero también militares al haber entrado un ejército en Aragón y otro preparado en la frontera aragonesa con Castilla en Agreda) la figura del Justicia dependería directamente del rey, además, dejando el cargo de ser vitalicio.